Estructuras de la vida cotidiana

Mamen Torras
la casa de Dios La dama del paraguas Pincelada TorresBusiness Cebra Tras la ventana Paseo Al penetrar en el mundo de lo cotidiano, observamos las inercias de una historia a primera vista oscura, situada fuera de la conciencia clara de los hombres. Vista así, la vida cotidiana aparece como un inconsciente mecánico donde se alojan los hábitos o, mejor aún, la rutina; donde florecen y se acaban mil gestos de los que apenas nos damos cuenta; donde hay incitaciones, pulsiones, modelos, maneras, obligaciones para actuar que, a veces, proceden del fondo de los tiempos. Ciertamente, también hay osadías, riesgos, cambios, aventuras e inventos. Pero pesa más esa historia mediocre vivida, sin edad, que todavía hoy, en ciertos lugares y momentos, es posible observar como explorador, al margen de las turbias, convencionales y caprichosas maneras que se adoptan.